Nuestras pensiones

He aquí una cuestión seria para nuestro futuro. Para el futuro de los institutos pero, sobre todo, para el futuro de las personas que los forman. La cuestión es sencilla. La mayoría de religiosos y religiosas han estado cotizando desde el año en que entramos en la Seguridad Social, en que comenzamos a pagar el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos), allá por los primeros ochenta del siglo pasado, por la mínima. Eso nos garantiza obviamente una pensión mínima. Los que se jubilan hoy están recibiendo poco más de 600 euros mensuales. Eso, no hay que pensar mucho, no cubre los gastos de una persona jubilada. Apenas un poco más de la mitad. Seguir leyendo Nuestras pensiones

El dinero de los pobres

Decía un ecónomo provincial del que aprendí mucho que teníamos que mirar con todo el cuidado posible cómo gastamos los dineros de la congregación porque en realidad esos dineros son “los dineros de los pobres”. Se me quedaron grabadas esas palabras.

No se trata sólo de que me hiciesen una llamada a administrar cuidadosamente lo que tenemos, a no gastar para entendernos. Indicaba también tanto el origen de nuestro dinero como el destino final. Seguir leyendo El dinero de los pobres

La misión cuesta dinero

Hace un tiempo la ecónoma general de una congregación me pidió si podía ir a dar una charla a una reunión de sus ecónomas. El tema era algo así como los bienes al servicio de la misión. Con ese tema, como se puede comprender, se pueden decir muchas cosas. Se puede hablar una hora y varios días. Pero muy en síntesis, creo que es importante decir algunas cosas básicas sobre este asunto. Seguir leyendo La misión cuesta dinero

Lo más importante

Supongo que en este blog voy a ir comentando muchos y variados asuntos. Desde cosas muy sencillas hasta cuestiones muy complicadas de este mundo que es la administración en los institutos religiosos. Pero todo será dar vueltas sin llegar a ningún fin si no tenemos en cuenta lo que es realmente importante. Eso tan importante va mucho más allá de la administración, de la economía. En realidad, atañe al conjunto de la vida religiosa y está en contacto con algunas de las fibras más sensibles de la persona humana. Porque todo lo que afecta a la seguridad despierta en nosotros aquellos instintos básicos y primarios del hombre primitivo que sentía miedo y que primaba la seguridad y la supervivencia sobre todas las cosas. Seguir leyendo Lo más importante

El Último Documento

Hace muy poquito ha publicado la Santa Sede, mejor la CIVCSVA, un documento titulado Líneas Orientativas para la Gestión de los Bienes. Es un documento breve. Está publicado por Publicaciones Claretianas. Se puede leer en un rato. Máximo una hora yendo muy despacio. Es de alguna manera el documento conclusivo de una especie de simposio sobre el tema que organizado la misma Congregación hace algo menos de un año, en el que se invitó con mucha insistencia a participar a los ecónomos generales de todos los institutos religiosos. Seguir leyendo El Último Documento

Tarjetas de Crédito

Hay un asunto que estos días está dando mucho que hablar en España además del ébola. Es la publicación de los gastos de los miembros del Consejo de Administración de una Caja de Ahorros, intervenida en su momento por el Estado, realizados con las tarjetas de crédito que el banco les dio en razón de su cargo. Hoy mismo varios periódicos españoles publican una relación de los gastos. Incluyen el nombre del titular de la tarjeta, la fecha y hora en que se realiza el gasto, la cantidad y el nombre del comercio. Seguir leyendo Tarjetas de Crédito

Una Propuesta (quizá) Interesante

Hay un punto en las economías de los institutos que habrá que cuidar con mucho mimo desde ya. Se trata de todo lo referente a las inversiones financieras. Por la sencilla razón de que la vida de muchos institutos ya depende más de sus rendimientos que del trabajo de sus miembros. Porque la mayoría se dedican a apostolados gratuitos o porque la edad ha hecho que los ingresos por salarios hayan disminuido. Seguir leyendo Una Propuesta (quizá) Interesante

Mis Primeras Palabras

Hace unos años me invitaron a participar en un congreso sobre doctrina social de la iglesia. Preparé un texto. Ya ni me acuerdo del tema. Fui allí, lo expuse y ahí quedó todo. Fue interesante escuchar otras voces y otras opiniones. Lo interesante llegó al momento de la publicación de las actas del congreso. Uno de los organizadores me llamó para decirme que había un problema con mi texto. Es que en un pasaje citaba a Karl Marx, diciendo aquello de que había dicho que la economía era la infraestructura de todas las estructuras de la sociedad humana. El problema no era exactamente la idea sino el citar a Karl Marx. Seguir leyendo Mis Primeras Palabras

Un blog quincenal de Fernando Torres sobre economía y vida religiosa