Tarjetas de Crédito

Hay un asunto que estos días está dando mucho que hablar en España además del ébola. Es la publicación de los gastos de los miembros del Consejo de Administración de una Caja de Ahorros, intervenida en su momento por el Estado, realizados con las tarjetas de crédito que el banco les dio en razón de su cargo. Hoy mismo varios periódicos españoles publican una relación de los gastos. Incluyen el nombre del titular de la tarjeta, la fecha y hora en que se realiza el gasto, la cantidad y el nombre del comercio.

Naturalmente que éste no es el lugar de hacer una valoración de ese comportamiento. Voy a otra cosa. Voy a que las tarjetas de crédito son la forma más transparente de gastar que se pueda imaginar. Voy a que las tarjetas de crédito son todavía vistas por muchos religiosos y religiosas con temor y temblor. Como si fueran una especie de invento del demonio que favoreciese un gasto desenfrenado y sin control por parte del titular.

En la práctica es difícil, por no decir imposible, que exista ese gasto descontrolado del titular. Porque el que controla la tarjeta, siempre unida a una cuenta corriente, el administrador tiene información perfecta de dónde, cuánto y cómo del gasto. Dicho de otra manera. Y permítaseme la exageración. Si quisiera hacer un gasto del que no quisiera que se enterasen mis superiores, nunca se me ocurriría usar una tarjeta de crédito. Haría el gasto usando billetes y monedas de las de toda la vida.

Vamos a una sociedad que cada vez usa menos dinero y cada vez más estos instrumentos de pago que son las tarjetas de crédito o débito. Para cualquier tipo de compra. Nosotros, religiosos y religiosas, debemos sabernos adaptar a esa nueva situación. Sin miedo. Y con mucha confianza entre nosotros. Lo que más me aterra es lo que en el fondo está detrás de este rechazo a las tarjetas de crédito. Lo que aflora es la desconfianza entre nosotros, dentro de la comunidad. Eso es lo peor de todo. Eso es lo que hay que superar.

 

Un comentario sobre “Tarjetas de Crédito”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.