Archivo de la categoría: gobierno

Asumir riesgos

En economía siempre hay muchas posibles soluciones o respuestas a los problemas que se nos plantean. Un buen administrador debe ser capaz de asumir riesgos. Su trabajo fundamental es decidir. Decidir entre las diversas alternativas tratando de conciliar las múltiples necesidades presentes y futuras con los recursos, siempre escasos por definición. No hay una sola solución. No hay una sola respuesta. No es verdad eso de que no podemos hacer otra cosa. Hasta el posponer la decisión es ya tomar un camino concreto. Seguir leyendo Asumir riesgos

Procrastinar

Todos los años por diciembre la Fundeu (Fundación del Español Urgente) hace pública la que en su opinión es la palabra del año. Este año pasado, 2018, fue “microplásticos”. Pero en segundo lugar, quedó “procrastinar”, que para nuestro tema es mucho más interesante. Procrastinar significa según la Real Academia “diferir, aplazar”. Digo que es interesante para nuestro tema porque me parece que es una de las grandes tentaciones de todo gobernante cuando se encuentra ante decisiones difíciles. Y los que están en la administración de los institutos religiosos no están liberados de esa tentación. Ni siquiera por aquello de la “gracia de estado”, que se decía antes.

Seguir leyendo Procrastinar

Lo importante son los criterios

El último documento de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y la Sociedades de Vida Apostólica (Economía al servicio del carisma y de la misión) nos lo recuerda con claridad. Los institutos deberían elaborar un Directorio y un Reglamento en torno al tema de la economía. Los dos documentos son tarea urgente. Pero nosotros debemos tener claro que lo importante son los criterios. Es decir, que el Directorio es lo importante. Y que el Reglamento, en realidad, no es más que la expresión de las normas prácticas, de las consecuencias, de los corolarios, que brotan de los criterios definidos en el Directorio. Vamos que lo importante son los criterios. Seguir leyendo Lo importante son los criterios

La gestión del cambio

Cambiar la forma de hacer las cosas es siempre complicado. Supone dejar de lado los hábitos, las costumbres, las inercias, el “siempre se ha hecho así”. E implica entrar en terrenos desconocidos y nuevos. La incertidumbre, las dudas sobre sí el cambio será a mejor o a peor, nos paralizan. Esto se aplica a la administración y a la espiritualidad. Al gobierno de una nación y al gobierno de la iglesia. Y, por supuesto, al gobierno de los institutos religiosos. Por eso es tan importante hacer muy bien la gestión del cambio. Seguir leyendo La gestión del cambio

El Consejo de Economía (y 3)

Hace mucho tiempo alguien me comentó que san Benito, el fundador de los benedictinos había dicho algo así como que “en las cosas de todos, todos deben poder opinar”. No sí lo dijo de verdad san Benito pero la frase es de sentido común. Y además, nos recuerda el carácter profundamente democrático, en el mejor de los sentidos, que ha tenido siempre la vida religiosa. Esta idea hay que aplicarla al Consejo de Economía. Seguir leyendo El Consejo de Economía (y 3)

Contabilidad, imagen fiel

Es una de las pocas cosas que se me quedaron grabadas cuando estudié contabilidad hace ya unos cuantos años. Es que la contabilidad tiene que ser la imagen fiel de la realidad económica contabilizada. Contabilidad, imagen fiel. Dos términos o dos ideas, que se mantienen unidas en mi memoria. Sin contabilidad bien hecha, no puede haber imagen fiel. Y si la contabilidad no es imagen fiel de la realidad, entonces es que no sirve para nada, porque no sirve para tomar decisiones económicas bien fundamentadas.  Seguir leyendo Contabilidad, imagen fiel

Los tickets y las cuentas

Hoy me gustaría comentar un asunto muy concreto, muy práctico, pero que tiene interesantes implicaciones. Hablo de los tickets o recibos que nos dan cuando compramos algo. Hay bastantes congregaciones, me atrevería a decir que sobre todo femeninas pero no estoy del todo seguro, en que a la hora de dar cuentas de esos gastos normales de la vida cotidiana se le pide a los religiosos o religiosas que entreguen también los tickets que justifican los gastos de los que dan cuenta. Seguir leyendo Los tickets y las cuentas

Nuevo documento de la CIVCSVA

Aquí está ya el nuevo documento de la CIVCSVA. Ya está publicado. Tiene como título  Economía al servicio del carisma y de la misión. Son 136 páginas (paginitas más bien por su tamaño) de documento que quiere poner por escrito unos criterios e indicaciones que orienten la economía de los institutos religiosos. Se ha hecho esperar pero al final todo llega. Ahora hay prisa por leerlo, por ver qué dice, por separar las exhortaciones parenéticas de las indicaciones más concretas, por revisar en qué nos afecta y que nuevos trabajos y cuidados nos va a echar encima. Seguir leyendo Nuevo documento de la CIVCSVA

Proyectos pastorales y base económica

Me encuentro con una conocida, ecónoma provincial en su congregación, charlamos un rato y me comenta que está muy enfadada porque el resto de su gobierno provincial, de sus hermanas, parece que no son capaces de poner en relación proyectos pastorales y base económica. Es decir, que no se dan cuenta de que los nuevos proyectos pastorales deben tener una base económica que necesariamente los tiene que sustentar. Seguir leyendo Proyectos pastorales y base económica

Código de conducta

Una de las complicaciones que nos ha traído a religiosos y religiosas el paso de los tiempos, la mayor complejidad de nuestras obras y el descenso en el número de las vocaciones ha sido el que cada vez tenemos más personas empleadas colaborando en nuestras obras y actividades. Para todos ellos es necesario que tengamos elaborado un código de conducta claro, en el que se ponga, negro sobre blanco, lo que se espera de ellos. Seguir leyendo Código de conducta

El Consejo de Economía

Supongo que el Consejo de Economía es algo que ya existe en todos los institutos religiosos tanto a nivel general como provincial. Aunque quizás este “suponer” sea mucho suponer. Pero debería ser así porque lo pide expresamente el Código de Derecho Canónico en su canon 1280: “Toda persona jurídica ha de tener su consejo de asuntos económicos, o al menos dos consejeros, que, conforme a los estatutos, ayuden al administrador en el cumplimiento de su función.” El canon no dice más pero debería ser suficiente para obedecer a lo mandado. Seguir leyendo El Consejo de Economía

Informar de economía con claridad

Este es uno de los grandes retos que tiene cualquier ecónomo o administrador de una institución religiosa, de una comunidad o de una provincia: informar de economía con claridad y transparencia a sus hermanos o hermanas. Sobre todo cuando de esa información dependen decisiones tan importantes como unos presupuestos o una inversión inmobiliaria o una gran obra. El hecho de que no entiendan nada de economía no es disculpa. No se puede salir de la reunión diciendo que “es que no entienden nada”. Seguir leyendo Informar de economía con claridad

Los institutos religiosos no somos una empresa (y 2)

Decíamos en la anterior entrada de este blog que no somos una empresa. Y es verdad. No tenemos como finalidad maximizar los beneficios que se distribuirán entre los propietarios/accionistas. Lo nuestro es evangelizar de muchas y variadas maneras. Pero al menos hay dos puntos en que, aun no siéndolo, lo parecemos mucho. Seguir leyendo Los institutos religiosos no somos una empresa (y 2)

Los institutos religiosos no somos una empresa (1)

Estoy seguro de que todos los que nos dedicamos de una forma u otra a la economía en los institutos religiosos hemos oído muchas veces esta afirmación: No somos una empresa. Nos la dicen nuestros hermanos y hermanas con un cierto retintín. Quieren recordarnos que lo nuestro es “otra cosa”, que no podemos pretender poner las preocupaciones de tipo económico entre las primeras o más urgentes de la agenda del instituto. Nos recuerdan que hay otras urgencias –pastorales, evangelizadores, humanitarias– mucho más importantes y que priman sobre las económicas. A más de un general y/o provincial se lo he oído decir. Seguir leyendo Los institutos religiosos no somos una empresa (1)

Tiempo de reuniones y proyectos

 Ya sé que hay muchos lectores de este blog que viven en el hemisferio sur. Eso significa que lo que en España es tiempo de vacaciones allá es tiempo de curso ordinario. Pero estoy donde estoy, agosto está a la vuelta de la esquina y este bloggero necesita un descanso.

Pero la verdad es que religiosos y religiosas no saben, en la mayoría de los casos, lo que es un mes de vacaciones. No usan de eso. En realidad, ellos hacen verdad eso de que el mejor descanso es un cambio de actividad. Seguir leyendo Tiempo de reuniones y proyectos

Una oportunidad para la justicia

Algún compañero mío dice que “todos somos iguales pero unos más y otros menos”. Otro habla de la comprensión asimétrica, lo que viene a significar que nuestra capacidad de comprensión se hace mayor según se sube en la pirámide social. Dicho de otro modo, todos tendemos a ser más comprensivos con los que están más arriba o tienen más poder. Seguir leyendo Una oportunidad para la justicia

La castidad y la economía

Estaba dando una charla a un grupo de religiosas y en medio de la charla saltó el tema de la relación con los proveedores. Y se me ocurrió hacer un comentario sobre la relación entre el voto de castidad y los proveedores. Dije que por el voto de castidad, religiosos y religiosas no nos casamos. Pero que no se trata sólo de que renunciemos a formar una familia. Habría que ampliar la perspectiva y decir que en un cierto sentido no nos casamos con nadie. Y mucho menos con los proveedores. Seguir leyendo La castidad y la economía

Información, transparencia y corresponsabilidad

Hubo una vez una provincia religiosa que celebraba su primera asamblea. Todos los religiosos (o religiosas, porque no recuerdo bien ese detalle) se sintieron animados a participar en lo que era la primera asamblea de ese tipo que se celebraba en la historia de la provincia –estamos hablando de hace unos cuantos años, claro–. Les dijeron que era una nueva forma de avivar el sentido de la corresponsabilidad de todos en la tarea común que era la misión y la vida de la provincia. Seguir leyendo Información, transparencia y corresponsabilidad

El ecónomo, ¿fuera o dentro del Gobierno?

De vez en cuando me llega la noticia de que una congregación religiosa, la mayoría ciertamente femeninas, ha decidido que la responsable de la economía no debe formar parte del consejo o gobierno provincial. Las razones aducidas suelen ser que es una función muy técnica. Al fin y al cabo el ecónomo o administrador lo único que tiene que hacer es llevar las cuentas. Y nada más. Hasta lo podría hacer una persona contratada, un laico. Seguir leyendo El ecónomo, ¿fuera o dentro del Gobierno?

Los permisos del Vaticano

De todos es sabido que para hacer una venta de inmovilizado material (un edificio, una finca) que supere una determinada cantidad, los institutos religiosos deben pedir permiso al Vaticano, a Roma. El objetivo se supone que es poner una medida de precaución ante posibles movimientos que pongan en peligro el patrimonio del instituto.

En el último documento sobre el tema económico de la CIVCSVA se da un paso más en la línea de estas precauciones. Se dice que los institutos deben introducir “para las obras la certificación de los balances y las auditorías, ya que representan la garantía de una actuación económico-administrativa correcta de parte de los institutos.” Por si acaso no fuese suficiente, más adelante se dice que “se hace presente que esta Congregación…, en ausencia de balances certificados, podría no conceder la autorización para procedimientos de financiación.” La frase tiene algo de amenaza. Seguir leyendo Los permisos del Vaticano

El Último Documento

Hace muy poquito ha publicado la Santa Sede, mejor la CIVCSVA, un documento titulado Líneas Orientativas para la Gestión de los Bienes. Es un documento breve. Está publicado por Publicaciones Claretianas. Se puede leer en un rato. Máximo una hora yendo muy despacio. Es de alguna manera el documento conclusivo de una especie de simposio sobre el tema que organizado la misma Congregación hace algo menos de un año, en el que se invitó con mucha insistencia a participar a los ecónomos generales de todos los institutos religiosos. Seguir leyendo El Último Documento