Archivo de la categoría: justicia

Una congregación no es una empresa

La frase del título: “una congregación no es una empresa” se le podría atribuir a generales, provinciales y religiosos y religiosas de base. Muchos lo piensan. Y tienen razones para pensarlo. Porque la vida religiosa no fue concebida ni nació como una empresa. Nada que ver. Ni a sus miembros se les forma como trabajadores ni directivos altos ni medios de una empresa. Ni el objetivo de la vida religiosa es la maximización del beneficio. Ahí estamos todos de acuerdo. Seguir leyendo Una congregación no es una empresa

Tu compra es tu voto

Es el título de un libro publicado por Carlos Ballesteros, profesor de economía en una Universidad y buen cristiano, en ediciones HOAC (donde se pueden encontrar muchos otros libros interesantes) hace unos años. Tu compra es tu voto. Ya el título lo dice todo. El mercado es una suerte de democracia abierta donde los demandantes de bienes y servicios votan todos los días, al hacer sus compras. Y donde los que ofrecen esos bienes y servicios están muy atentos a las exigencias concretas de la demanda. Seguir leyendo Tu compra es tu voto

Empleados, religiosos y «Código de Conducta»

Para bien o para mal muchos institutos religiosos se han convertido en empresas con un buen número de empleados. Hay muchas provincias de institutos que cuentan con cuatro empleados por cada religioso o religiosa. Y eso sin tener en cuenta la edad media de los religiosos o religiosas. Cada uno puede echar las cuentas en su propia provincia y ver a cuanto sale. Seguir leyendo Empleados, religiosos y «Código de Conducta»

Una oportunidad para la justicia

Algún compañero mío dice que “todos somos iguales pero unos más y otros menos”. Otro habla de la comprensión asimétrica, lo que viene a significar que nuestra capacidad de comprensión se hace mayor según se sube en la pirámide social. Dicho de otro modo, todos tendemos a ser más comprensivos con los que están más arriba o tienen más poder. Seguir leyendo Una oportunidad para la justicia

Pagar el IVA

Hay cosas que me maravillan y me avergüenzan. Y una de ellas es la capacidad que tenemos a veces para hacer lo que es ilegal. Una de esas cosas es la facilidad con la que procuramos evitar el pago de los impuestos, sobre todo del IVA. Claro que no lo podemos evitar en las compras comunes. En la panadería o en la carnicería no nos escapamos. Queda a la conciencia del dueño de la tienda hacer su declaración de forma correcta.

Pero hay otros momentos, otros proveedores, que de vez en cuando nos hacen la oferta: “¿Quieren la factura con IVA o sin IVA?” Es una oferta tentadora. Seguir leyendo Pagar el IVA

Vuelta a la realidad y sus urgencias

Termina agosto y la vida se vuelve a centrar. Dejamos las vacaciones, las actividades extraordinarias (reuniones, cursos, ejercicios…) y entramos en nuestro trabajo habitual. Recogemos los papeles que llenan la mesa. Toca ordenarlos, clasificarlos, contabilizar, reunirse, administrar. Así entramos en el río que nos llevará hasta el final del curso de nuevo.

Por en medio se nos queda un agosto un poco extraño. Por una parte, tenemos la sensación de que la economía en general va mejor y va a mejor. No es que sea la maravilla de las maravillas pero va a mejor. Con heridas tremendas dejadas por la crisis. Pero parece que lo peor ha pasado.

Sin embargo, el mundo financiero parece que no quiere ver esa realidad. Seguir leyendo Vuelta a la realidad y sus urgencias

Sobrevivir al capitalismo

Tuve un profesor de moral económica que al empezar a hablar del capitalismo nos dijo, de entrada, que el mercado capitalista era una selva: todos contra todos y a ver si sobrevive el más fuerte. Hay que reconocer que en esa lucha a veces se nos cuelan hechos y acciones que tienen poco que ver con nuestros principios.

Porque hay otro dato que debemos tener en cuenta: los institutos religiosos estamos al servicio de la misión. Ese es el criterio último. Para la misión nos servimos de todos los medios a nuestro alcance. También de los medios que pone a nuestro alcance esta sociedad. Porque, y eso lo sabemos todos, la misión cuesta dinero. Seguir leyendo Sobrevivir al capitalismo

Una Propuesta (quizá) Interesante

Hay un punto en las economías de los institutos que habrá que cuidar con mucho mimo desde ya. Se trata de todo lo referente a las inversiones financieras. Por la sencilla razón de que la vida de muchos institutos ya depende más de sus rendimientos que del trabajo de sus miembros. Porque la mayoría se dedican a apostolados gratuitos o porque la edad ha hecho que los ingresos por salarios hayan disminuido. Seguir leyendo Una Propuesta (quizá) Interesante