Archivo de la categoría: administración

Ni factura ni IVA

En España, desde donde escribo estos comentarios, es tiempo de verano. Y verano es un tiempo en el que en muchas casas religiosas se suele aprovechar para hacer algunas reparaciones: pequeños arreglos de pintura, fontanería, electricidad… Cuando llega el momento de pagar, a veces, la persona que ha hecho la reparación dice que mejor si le pagamos en efectivo y a cambio nos da una nota o recibo simple. Ni factura ni IVA. Seguir leyendo Ni factura ni IVA

Contabilidad, imagen fiel

Es una de las pocas cosas que se me quedaron grabadas cuando estudié contabilidad hace ya unos cuantos años. Es que la contabilidad tiene que ser la imagen fiel de la realidad económica contabilizada. Contabilidad, imagen fiel. Dos términos o dos ideas, que se mantienen unidas en mi memoria. Sin contabilidad bien hecha, no puede haber imagen fiel. Y si la contabilidad no es imagen fiel de la realidad, entonces es que no sirve para nada, porque no sirve para tomar decisiones económicas bien fundamentadas.  Seguir leyendo Contabilidad, imagen fiel

La CIVCSVA y las inversiones financieras

No hay duda de que las inversiones financieras son hoy para muchos institutos religiosos una fuente importante de ingresos. Pero también parece que la CIVCSVA y las inversiones financieras no se terminan de entender bien. Lo digo porque en el último documento publicado por aquélla (Economía al servicio del carisma y de la misión) el espacio dedicado a las inversiones financieras (un número) es mínimo frente al dedicado a las inversiones, ventas o compras, en bienes muebles e inmuebles (once números). Seguir leyendo La CIVCSVA y las inversiones financieras

Los pobres y la financiación

Hay muchas congregaciones que se dedican a trabajar con los pobres y en favor de los pobres. Muchas de sus actividades concretas se dirigen a tratar de servirlos, de ayudarlos en sus necesidades, de acompañarlos. Viven entre ellos. Viven con ellos. Se hacen hermanos y hermanas. Así dan testimonio vivo del Evangelio. Pero todas esas actividades necesitan financiación. Así los pobres y la financiación son dos términos que se ponen en relación inevitablemente. Seguir leyendo Los pobres y la financiación

Nuevo documento de la CIVCSVA

Aquí está ya el nuevo documento de la CIVCSVA. Ya está publicado. Tiene como título  Economía al servicio del carisma y de la misión. Son 136 páginas (paginitas más bien por su tamaño) de documento que quiere poner por escrito unos criterios e indicaciones que orienten la economía de los institutos religiosos. Se ha hecho esperar pero al final todo llega. Ahora hay prisa por leerlo, por ver qué dice, por separar las exhortaciones parenéticas de las indicaciones más concretas, por revisar en qué nos afecta y que nuevos trabajos y cuidados nos va a echar encima. Seguir leyendo Nuevo documento de la CIVCSVA

Proyectos pastorales y base económica

Me encuentro con una conocida, ecónoma provincial en su congregación, charlamos un rato y me comenta que está muy enfadada porque el resto de su gobierno provincial, de sus hermanas, parece que no son capaces de poner en relación proyectos pastorales y base económica. Es decir, que no se dan cuenta de que los nuevos proyectos pastorales deben tener una base económica que necesariamente los tiene que sustentar. Seguir leyendo Proyectos pastorales y base económica

El precio de la paz

Hablando con un buen amigo mío, también dedicado a estos menesteres de los dineros en la vida religiosa, me dijo que uno de los asuntos que había que considerar en la economía de los institutos religiosos era el precio de la paz. De buenas a primeras no le entendí. Pedí que me lo explicase. Lo hizo. Y entonces se me hizo la luz suficiente para entender que la paz también tiene un coste, que en ocasiones, aun resolviendo un problema a corto plazo, puede ser tan oneroso que podría comprometer el futuro de la institución a largo plazo (y aquí vuelve a aparecer el tema del patrimonio estable). Seguir leyendo El precio de la paz

Poco a poco

Llevo tres años escribiendo este blog. Cada quince días trato de señalar un problema y de dar algunas pistas que nos puedan ayudar a salir adelante, a encontrar soluciones prácticas. Cada quince días. Y entiendo que haya algún lector que se pueda sentir un poco “estresado”. Hay muchas cosas que hacer y el tiempo y las fuerzas disponibles parece que nunca llegan para todo. Hoy me gustaría decirles que todo se puede hacer pero poco a poco. Seguir leyendo Poco a poco

El Consejo de Economía

Supongo que el Consejo de Economía es algo que ya existe en todos los institutos religiosos tanto a nivel general como provincial. Aunque quizás este “suponer” sea mucho suponer. Pero debería ser así porque lo pide expresamente el Código de Derecho Canónico en su canon 1280: “Toda persona jurídica ha de tener su consejo de asuntos económicos, o al menos dos consejeros, que, conforme a los estatutos, ayuden al administrador en el cumplimiento de su función.” El canon no dice más pero debería ser suficiente para obedecer a lo mandado. Seguir leyendo El Consejo de Economía

Informar de economía con claridad

Este es uno de los grandes retos que tiene cualquier ecónomo o administrador de una institución religiosa, de una comunidad o de una provincia: informar de economía con claridad y transparencia a sus hermanos o hermanas. Sobre todo cuando de esa información dependen decisiones tan importantes como unos presupuestos o una inversión inmobiliaria o una gran obra. El hecho de que no entiendan nada de economía no es disculpa. No se puede salir de la reunión diciendo que “es que no entienden nada”. Seguir leyendo Informar de economía con claridad

Rodeados de papeles y carpetas

La oficina del ecónomo suele estar llena de papeles y carpetas. Es natural. A su oficina llegan los más diversos asuntos. Lo primero, claro, multitud de facturas. Pero también llegan los extractos de las cuentas corrientes y los recibos bancarios, contratos, informes de las inversiones financieras, los documentos correspondientes a los impuestos pagados o por pagar, algún que otro informe jurídico, poderes notariales, escrituras de propiedad y compraventa. Seguir leyendo Rodeados de papeles y carpetas

¿Alquilar o comprar?

Vamos a comenzar una actividad nueva en una casa. Va a haber que hacer algunos viajes y estamos pensando que nos haría falta una furgoneta para esos traslados. Nueve plazas sería ideal. Y una cierta cabida para los equipajes. Nos ponemos manos a la obra. Hay que buscar el modelo entre los diversos proveedores. Pero, enseguida, hay uno que plantea la pregunta: ¿qué sería mejor? ¿alquilar o comprar? Seguir leyendo ¿Alquilar o comprar?

El gran negocio

Pues de esto que iba por la calle a hacer un recado y me encontré con dos religiosas conocidas. Ya se sabe. Toca pararse y hacer los convenientes saludos con su poco de conversación intranscendente. Me dicen que una de ellas ha estado en una reunión y que le ha tocado dormir en un hotel que está hecho en lo que fue una casa de formación de unos religiosos. Me cuenta que el hotel está muy bien y que sigue siendo propiedad de los religiosos. Me cuenta que, cuando lo construyeron, remodelando la casa antigua, lo hicieron pensando que iba a ser un gran negocio. Pero que parece que, precisamente desde el punto de vista del negocio, no va bien. Vamos que tienen pérdidas. Pero ellas y yo tenemos prisa, la conversación termina y nos despedimos. Seguir leyendo El gran negocio

¿Podemos empezar ya o tenemos que esperar?

La pregunta que da título a esta entrada se me formuló en la conferencia que di hace unos días y de la que hablaba en la anterior entrada de este blog. Vino a decir el “preguntador” (ya sé que la palabra no existe pero la entendemos todos) que si teníamos tan claros los criterios éticos y evangélicos no sólo en lo referente a las inversiones financieras sino a la administración en general, a qué teníamos que esperar para empezar a aplicarlos, si es que había que esperar. Seguir leyendo ¿Podemos empezar ya o tenemos que esperar?

Los administradores también deben resucitar

Me van a disculpar que me deje llevar por el tiempo litúrgico también en estas cosas de la administración. En estos días vamos a oír mucho lo de que comienza una vida nueva, que lo viejo ha pasado, que hay que morir el hombre viejo y que hay que resucitar. Todo es una invitación a comenzar de nuevo, a dejar atrás las viejas costumbres, los vicios, lo que se hacía siempre, los hábitos de toda la vida, los raíles de la vía que nos llevaban al mismo sitio ya conocido y manido. Puesto todo esto, también afecta a los administradores. También los administradores deben resucitar. Seguir leyendo Los administradores también deben resucitar

La contabilidad sirve para algo

Pues sí, la contabilidad sirve para algo. Tengo la impresión de que para muchos administradores la contabilidad es sólo una tarea que hay que hacer para poder rellenar, terminado el año, los informes que son preceptivos, que están mandados, que hay que mandar a la autoridad superior. Tengo la impresión de que para muchos administradores la contabilidad sólo sirve para eso… y nada más. Seguir leyendo La contabilidad sirve para algo

Simplificar la vida

Todos decimos que tenemos una vida muy complicada. Tenemos mucho trabajo. Muchos frentes abiertos. Muchas cosas que hacer a la vez. Y entre tanta barahúnda nos surge de dentro un deseo: simplificar la vida, tener una vida más sencilla y más fácil. Más organizada y más tranquila. Esto es también un anhelo válido y legítimo en el campo de la administración, de la economía. Si algo se puede hacer de una manera más sencilla y fácil, ¿por qué hacerlo de la manera más complicada? Seguir leyendo Simplificar la vida

Lo urgente y lo importante

Van a decir que hablar de lo urgente y lo importante, tema de esta entrada al blog es algo superficial, que no entro en temas de administración real y concreta. Pero no he podido evitar, estos días en que estoy dedicado a repasar y cerrar contabilidades del 2016 y abrir las nuevas del 2017, a ver si todo cuadra, a preparar los impresos de los presupuestos y zarandajas por el estilo que me llevan mucho tiempo, acordarme de Mafalda. Seguir leyendo Lo urgente y lo importante

Propósitos para el nuevo año

Termina 2016 y comienza 2017. Es tiempo de hacer propósitos, de revisar lo que hemos hecho regular, o sencillamente mal, este año y ver cómo podemos mejorar para el año siguiente. Esto vale para la familia, para la comunidad, para la espiritualidad y también, por qué no, para la economía. Aquí van unas cuantas sugerencias para proponernos hacer en este 2017 que ya está aquí. Seguir leyendo Propósitos para el nuevo año

A vueltas con el “patrimonio estable”

El tema del “patrimonio estable” sigue dando que pensar a muchos ecónomos y gobiernos religiosos. No podía ser de otra manera dado que es una exigencia que nos viene de la misma Santa Sede. Es un tema nuevo, abierto. Me dicen que uno de estos meses va a haber otra reunión en Roma, organizada por la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y la Sociedades de Vida Apostólica, dirigida a ecónomas y ecónomos generales donde se concretará lo que ya se anticipaba en el documento de 2014 Líneas orientativas para la gestión de los bienes. Señal de que no está todo dicho ni todo claro. Seguir leyendo A vueltas con el “patrimonio estable”

¿Dónde anotamos lo que no ganamos? ¿Y lo que no ahorramos?

A final de año hacemos las cuentas, metemos todos los datos en la contabilidad, y tratamos de evaluar el resultado del año. Si es positivo, nos sentimos contentos. No pretendemos grandes ganancias. Es suficiente con no perder dinero y que sobre un poco para aportar al gobierno general de nuestras instituciones o ahorrar para cuando vengan momentos de dificultad. Si es negativo, miramos y remiramos las cuentas a ver dónde puede estar el problema pero sin preocuparnos demasiado, que para eso está el sobrante del año anterior. Pero quizá todavía se puede hacer algo más.  Seguir leyendo ¿Dónde anotamos lo que no ganamos? ¿Y lo que no ahorramos?